viernes, 27 de noviembre de 2009

Nuestro corazón

He aquí una magnífica pieza musical de Patrick Cassidy inspirada en el capítulo 3 de La Vita Nova de Dante Alighieri.

Dante a los 18 años sueña que Beatriz, su amada, está alzada en manos de un hombre que resulta ser el Amor, y ella come de la mano del Amor el corazón ardiendo del mismo Dante como verán en el texto que abajo ofrezco y traduzco.

Resulta un símbolo extraño el acto de comer un corazón, razón por la cual se proyecta a la película Hannibal Lecter, quien como sabemos es un antropófago.

Independientemente de las proyecciones artísticas de la obra de Dante que se reelaboran a lo largo del tiempo dándole otros sentidos como en esta película, yo subrayo aquí la belleza de la melodía ya de por sí cautivante sin reparar en el texto, aunque claro, lo destaco tratándose de Dante y de su misterio. No sólo de pan vive el hombre, y Dante nos da de ese otro pan que llena en el símbolo del amor, cuyo sueño comparte con nosotros.

He aquí el texto en la melodía traducido línea por línea:

Coro: E pensando di lei
Coro: Y pensando en ella
mi sopragiunse un soave sonno.
me sobrevino un suave sueño.

Ego dominus tuus
Yo soy tu señor
Vide cor tuum
Mira tu corazón
E d'esto core ardendo
Y de este corazón ardiendo
Cor tuum
Tu corazón
(Coro: Lei paventosa)
(Coro: Ella temerosa)
Umilmente pascea.
Humildemente se alimentaba.
Appreso gir lo ne vedea piangendo.
Al irse lo veía llorando.

La letizia si convertia
La alegría se convertía
in amarissimo pianto
en amarguísimo llanto.

Io sono in pace
Yo estoy en paz
Cor meum
Mi corazón
Io sono in pace
Yo estoy en paz
Vide cor meum
Mira mi corazón.

3 comentarios:

Ruben M. M. dijo...

Lucas, me alegro de ver una nueva entrada tuya. Muy bonita la música y cierto lo de la melodía. Gracias por el descubrimiento.

Un abrazo.

F D I dijo...

La idea de comer un corazón ardiendo es muy poderosa, casi al borde de la locura, casi como el abismo devolviéndote la mirada.
La escrupulosa perfección de la vita nuova es muy humana, como su tema. La comedia en cambio está escrita de manera inhumana. Como el Ulises, son libros que desafían la realidad, no la complementan. No estoy seguro que siga existiendo lugar para ese tipo de cosas.

Lucas Esandi dijo...

Qué bien tu gusto por la Vita Nova!
No estoy de acuerdo, sin embargo, en que la Commedia esté escrita de manera inhumana.
Dante retrató como nadie el rostro del hombre y las pasiones que lo movilizan.
Jamás sentí que nadie me escribiera y me interpelara tan maravillosamente como él.
Va al grano de muchas formas.
Más allá de lo que uno crea del más allá, Dante poetiza el más acá en infinitos aspectos. Ahí está la triquiñuela.
Bien dicen que la verdad es más extraña que la ficción.
Ciertamente, el viaje de la conversión y de la expurgación de nuestros propios males es desafiante.
Llegamos a Dios enfrentando primero el mal propio y el ajeno.
Yo recojo el guante y aprendo del maestro al paso de sus versos que fueron escritos para ser conservados en la memoria por su rima anular.
Me siento incrédulo leyéndolo, como el hombre que descubriera el Oceáno Pacífico.
Agradecido.
Gracias por opinar!